En la pasada WinHEC (Windows Hardware Engineering Community event), Microsoft ha hecho un anuncio que ha pillado por sorpresa a propios y extraños.

Han conseguido ejecutar Windows 10 de escritorio en un dispositivo de prueba equipado con un Qualcomm Snapdragon 820 (Sí, el mismo que está presente en la gran mayoría de flagships de este año) y 4gb de memoria RAM. Esto, que pueda parecer algo trivial para el ojo inexperto, abre un enorme mundo de posibilidades, en gran parte por la versatilidad que ofrece ejecutar aplicaciones Win32 en dispositivos móviles, lo que los convertiría en una opción a tener en cuenta en lo que a productividad se refiere. Pero esto no queda ahí, sino que abre las puertas a los fabricantes a la fabricación de dispositivos 2 en 1 más económicos que las alternativas actuales con procesadores Intel.

Sin embargo, el perjudicado claramente con este anuncio ha sido Google, que ve como Microsoft la adelanta por la derecha en la lucha por la convergencia, dado que mientras que Andrómeda aún no ha sido presentado de forma oficial, la compañía de Satya Nadella ha puesto sobre la mesa una alternativa que aúna sistemas de escritorio, smartphone y tablet en un mismo lugar, viéndose beneficiados ya no sólo los terminales que se lancen en un futuro, sino todos aquellos que en la actualidad sean compatibles con Continuum. Estos últimos, sólo podían ejecutar aplicaciones UWP (Universal Windows Platform) en modo escritorio y cuyo número no es demasiado elevado, por lo que no se postulaba como una  alternativa ni a Android ni Windows Desktop por el momento. Esto puede suponer un duro varapalo también para los Chromebooks, que pueden ver como uno de los principales atractivos con los que contaban (el precio) desaparece paulatinamente con la reducción de los costes de los dispositivos equipados con la solución de Microsoft.

qualcomm-w10

Este último intento por parte de Microsoft de salvar la división móvil de la compañía serviría para allanar el terreno para la más que previsible llegada del denominado Surface Phone en 2017, donde los rumores apuntan a una versión con 8Gb de RAM y 500Gb de almacenamiento flash, lo que cobra aún más sentido con este anuncio. Sin embargo, el gigante de Redmond no es el único fabricante interesado en esta compatibilidad con las aplicaciones de escritorio, dado que otros fabricantes como Xiaomi (No hay que olvidar que recientemente lanzó el Mi Notebook Air o la Mi Pad, que contaban con el sistema operativo de Microsoft) o Teclast podrían ofrecernos alternativas mucho atractivas en lo que a precio se refiere, ya sea en forma de terminales o de tablets con dual boot.

¿Qué opináis acerca de este movimiento de Microsoft? ¿Le daríais una oportunidad?

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.

Sobre El Autor

Amante de la tecnología en general aunque especializado en el mundillo Android desde que tuve el Galaxy S. Estudio el último año de Psicología y en mis ratos libres me informo acerca de este mundillo. El primer móvil chino que tuve fue el Xiaomi Redmi Note 2, que me abrió un mundo de posibilidades que ya anticipaba por lo que había investigado.

Dejanos un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR