Hace un tiempo, nos hicimos eco de una interesante noticia, había surgido una alternativa a Android Wear totalmente libre, que atendía al nombre de Asteroid OS.  Este sistema operativo basado en Linux surgió gracias a la contribución del desarrollador Florian Revest, con el objetivo de lograr un sistema operativo para Smartwatches universal, sin tener que recurrir a la propuesta de Google. Poco a poco se van uniendo desarrolladores al proyecto, hasta el punto que han conseguido liberar una versión Alpha, lista para instalar en un selecto número de dispositivos (que irá aumentando progresivamente)

Para este análisis, he decidido desempolvar mi viejo LG G Watch e instalarle esta versión Alpha, con la finalidad de comprobar si supone una buena alternativa por el momento o si por el contrario se necesita seguir trabajando en él. El proceso de instalación no resultará complicado para aquellos que estén familiarizados con el uso de la consola de comandos y las ADB Tools, hay que desbloquear el bootloader del dispositivo (con la consecuente pérdida de garantía) y posteriormente instalar el SO mediante fastboot. Como repito, es un proceso relativamente sencillo, aunque disuadirá a aquellos que no tengan experiencia en estos menesteres.

Interfaz de usuario.

Estéticamente hablando, Asteroid OS resulta muy agradable para el usuario, presentando una interfaz muy limpia, en la que las esferas hacen acto de presencia. La navegación por los menús se realiza de forma sencilla, si estando en la esfera giramos hacia la derecha podremos ver las notificaciones del terminal, en caso de hacerlo hacia la izquierda veremos las aplicaciones abiertas en segundo plano, pudiendo acceder a ellas o cerrarlas (siendo esta última la mejor alternativa, ya diremos por qué al hablar de la batería).

El terminal cuenta con una corta pero variada selección de esferas, para poder dotar al dispositivo de cierta personalización por parte del usuario, a lo que acompaña otro puñado de fondos de pantalla. Aunque a mi parecer resultan escasas, el desarrollador se ha marcado como objetivo el aumentar progresivamente el número disponible, para que el usuario pueda escoger la que más le agrade.

IMG_20161220_202848

La navegación por las apps se realiza de forma horizontal, deslizando el menú, conformando por esferas que debemos de ir deslizando para acceder a la (limitada) selección de aplicaciones presente en esta versión. Para salir de las mismas basta con un gesto de izquierda a derecha, lo que minimiza la aplicación, sin llegar a cerrarla (esto debemos hacerlo desde el menú de apps activas)

Notificaciones y Sincronización.

Aunque los desarrolladores dejan claro que es una función tremendamente inestable, en la página web encontramos una aplicación (Asteroid OS Sync) que hará las veces de puente entre el smartphone y el smartwatch. Una vez instalada, configurarla es toda una odisea, no porque cueste encontrar el reloj (esto lo hace de forma instantánea) sino porque la aplicación presenta cierres forzados la mayoría de las ocasiones.

Screenshot_2016-12-20-20-26-54-979_org.asteroidos.sync

Dentro de esta aplicación podemos encontrar diversas opciones, como la de establecer una ciudad para que nos muestre el tiempo, capturar la pantalla o incluso buscar el reloj desde el móvil. Cabe destacar que esta última la única que funciona a día de hoy es la del tiempo, dado que el resto aún siguen en fase de pruebas y no se han implementado en esta Alpha (aun no esta activo el soporte para notificaciones por ejemplo)

Aplicaciones instaladas.

Esta versión Alpha cuenta con una escueta selección de aplicaciones en el momento de realizar este análisis, calculadora, calendario, tiempo… Funciones muy básicas, pero competentes a día de hoy. Lejos queda sin embargo la posibilidad de instalar nuestras propias aplicaciones, dado que en esta Alpha aun no se ha implementado. Con respecto a las aplicaciones, el sistema tiene un problema con respecto a la gestión de las mismas en segundo plano, dejándolas abiertas, consumiendo recursos y lastrando el rendimiento del dispositivo, traduciéndose en una  paupérrima duración de la batería.

Conclusiones.

Durante el tiempo que he estado probando Asteroid OS en mi G Watch me he encontrado con más luces que sombras. Bien es cierto que el surgimiento de una alternativa a Android Wear es algo positivo, dado que podría dotar de una nueva vida a dispositivos cuya única función es la de acumular polvo en un cajón. Esta era mi esperanza, aunque finalmente no ha sido así. La selección de aplicaciones es escueta en este momento, cumpliendo poco más que el clásico Casio con calculadora (dado que la sincronización aun no funciona). A nivel estético, evoluciona en una línea propia, agradable para el usuario, pero poco personalizable por el momento.

Pero sin embargo, el peor punto con diferencia es el de la batería, que directamente es irrisoria. La gestión de la energía que hace el sistema apenas nos permite llegar al día (ojo, SIN sincronizar y con apenas darle uso como un reloj estándar), con un desempeño que no se corresponde ni con un cuarto del que hace el mismo dispositivo bajo Android Wear. Es el punto más negro de esta versión, que va en consonancia con el problema general de los smartwatches que hemos visto por el momento. Aquí el desarrollador tiene mucho por hacer aun para plantarle cara al sistema de Google.

settings-about

Aunque pueda parecer un jarro de agua fría sobre las ilusiones de muchos por contar con una buena alternativa y directamente no lo recomiende más que para el cacharreo, la evolución de este sistema operativo ha sido enorme en poco tiempo. Esto es un precedente de lo que puede ser una variante universal para wearables, pero queda mucho camino por andar, dado que por el momento no es funcional. Estaremos sin embargo pendientes de la evolución del mismo.

¿Que posibilidades se os ocurren para este sistema operativo?

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.

Sobre El Autor

Amante de la tecnología en general aunque especializado en el mundillo Android desde que tuve el Galaxy S. Estudio el último año de Psicología y en mis ratos libres me informo acerca de este mundillo. El primer móvil chino que tuve fue el Xiaomi Redmi Note 2, que me abrió un mundo de posibilidades que ya anticipaba por lo que había investigado.

Dejanos un comentario