El LG V30 del año pasado podría haber sido el mejor teléfono que la compañía había fabricado hasta la fecha. Sin embargo, en lugar de esperar el año habitual para presentar una secuela oficial, LG decidió animar un poco las cosas al revelar una versión modificada del teléfono en el Mobile World Congress de este año.

Curiosamente, las características de la cámara con las novedades de IA (inteligencia artificial) que hacen que el nuevo V30S ThinQ sea especial, también han terminado en el original V30 tras una actualización, por lo que a pesar de ser un teléfono inteligente perfectamente funcional con algunas mejoras notables sobre el original, no podemos evitar pensar que el V30S es, en última instancia, una lástima.

Analizando el contexto; el LG V30 del año pasado fue un dispositivo sorprendentemente fuerte de una compañía que tiene problemas para vender teléfonos en estos ultimos años. Sin embargo, en lugar de esperar a lanzar un nuevo buque insignia de la serie G, LG decidió construir el V30S ThinQ. Aquí está el problema: las diferencias de hardware son casi insignificantes, y las características de reconocimiento de imágenes de IA que definen el V30S ThinQ también están disponibles para el V30 original. Por lo que los de LG podrían haberse ahorrado este smartphone.

Su diseño físico no ha cambiado, a excepción de algunos colores nuevos. Sus componentes internos han recibido una actualización menor (hay 6 GB de RAM y 128 o 256 GB de almacenamiento), pero los fundamentos siguen siendo los mismos. Y la doble cámara súper flexible funciona de la misma manera que siempre, con solo un par de nuevas funciones de reconocimiento de imágenes y algunos nuevos y específicos comandos del Asistente de Google.

“ThinQ” no es solo una palabra de moda desafortunadamente escrita, sino también la forma en que LG llama a los hilos de la inteligencia artificial que hacen que el V30S sea notable.

Cuando no estás usando esa cámara aumentada por la IA, este teléfono se siente en la mano idéntico al V30 del año pasado. Los 2 GB extra de RAM no han hecho una diferencia notable en la forma en que funciona el teléfono, y a pesar de ser una generación nueva, el chipset Snapdragon 835 en su interior todavía significa que no era el momento de innovar en un móvil para LG. Y por descontado que la batería tampoco ha cambiado, generalmente puedes aguantar un poco más de un día completo de uso con una sola carga.

El verdadero atractivo aquí es la cámara. Con el V30 original, LG creó un sistema de doble sensor notablemente capaz de impresionar por su calidad en modo vídeo.

El V30 tampoco era mala apuesta para grabar vídeo pero en lo que respecta a la fotografía convencional, el V30 fue superado con facilidad por dispositivos como la serie Galaxy S8 de Samsung y los dos Pixel 2 de Google. Los Pixels, en particular, establecieron el estándar para la fotografía móvil el año pasado, gracias a la optimización computacional de backend que mejora automáticamente las fotos tan pronto como las tomas.

Hemos llegado al punto en el que obtener una gran foto no se reduce a las especificaciones del sensor y los controles de grano fino sino que una pizca de inteligencia artificial definitivamente ayuda bastante.

camara_lg_v30_02

La adopción de LG de esa idea es la razón por la que existe el V30S ThinQ. En lugar de ajustar automáticamente las fotos una vez que se toman, la nueva función IA Cam de LG intenta identificar lo que está delante de la cámara para que pueda encender el modo de escena apropiado. La cámara IA puede elegir entre ocho modos, y casi siempre suele acertar.

Apuntando el V30S a la cara de una persona se inicia de forma automática el modo “retrato”, mientras que las mascotas y los paisajes urbanos también activan correctamente sus ajustes preestablecidos correspondientes.

Luego está QLens, que en última instancia no es mucho más que una versión simplificada de Bixby Vision. Una vez que está habilitado, tiene la opción de tomar una foto de un objeto y buscar resultados relacionados en Amazon y Pinterest. Tener a Amazon como socio de búsqueda para los resultados minoristas es tremendamente útil. La integración de Pinterest de QLens funciona un poco mejor, pero aquí tiene poco valor a menos que seas un Pinhead profesional.

Aprovechando el lanzamiento del terminal, LG también ha trabajado directamente con Google para crear nuevos comandos del Asistente de Google, específicos para el dispositivo y que le permiten acceder a funciones de cámara especializadas con nuestra voz. Al momento de escribir, hay 23 comandos específicos en el V30S, y la mayoría de ellos son solo para iniciar la cámara de video con un conjunto específico de efectos de grabación.

La compañía dice que está trabajando en algunos comandos más útiles para que puedas pedirle a Google que escanee un código QR, que busque imágenes o que simplemente tome una foto de IA Cam, pero lamentablemente, ninguno de estos se ha materializado aún.

En resumen, podríamos decir que el LG V30S tan solo es una “actualización de cámara” a la que han añadido “un poco más de memoria y un poco más de RAM”, pero que a la postre no sirve para gran cosa, si ya tenias un V30.

La pregunta que planteamos desde aquí es si ¿de verdad le merecía la pena a LG gastar dinero en presentar un teléfono tan continuista?

Podéis darnos vuestra opinión.

Fuente: engadget

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.

Sobre El Autor

Apasionado de la tecnología, la electrónica y los videojuegos. Editor, redactor y administrador de la web de El Rincón de China. En mis ratos libres me puedes encontrar echando una partida en "iOoGames" en Youtube.

Dejanos un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR