Desde hace algún tiempo, una de las firmas de tecnología china más grandes corre peligro. ZTE ha sido foco de acusaciones y bloqueos económicos muy determinantes para su futuro, debido a que esta compañía decidiera saltarse algunas sanciones colocadas por los Estados Unidos, que prohibían el enviar cualquier tipo de producto tecnológico a Irán.

Las autoridades estadounidenses han bloqueado todo tipo de ventas y relaciones económicas con la fabricante china ZTE por los próximos 7 años, alegando que la compañía había incumplido ciertas normas pautadas al realizar repetidamente declaraciones falsas, por lo que las autoridades han decidido cortar las principales líneas de suministro de ZTE.

Las relaciones políticas y económicas entre China y Estados Unidos no han ido a bien últimamente, y con un deterioro que sufre cada vez más, las compañías tecnológicas sufren al igual que otros sectores, los ejemplos más claros son los de Huawei y ZTE, a las cuales se les ha ido poniendo cada vez más escabroso el camino, debido a distintos tipos de acusaciones contra la privacidad de sus usuarios y advertencias para no utilizar los dispositivos de ambas compañías.

El foco actual es ZTE, los cuales han sufrido hace poco un bloqueo determinante por parte del gobierno estadounidense, quienes prohibieron cualquier tipo de comercio entre las compañías nacionales y este fabricante chino, lo que le ha imposibilitado por ejemplo, la compra de procesadores a Qualcomm, y aún peor, el utilizar la plataforma de Android para sus terminales, medidas que podrían significar el fin para esta gran fabricante.

La autora de éxitos increíbles como el ZTE Axon 7 y otro bastante interesante, el Axon M podría estar viendo sus últimos días en el mercado de los terminales Android. Actualmente a ZTE le toca intentar mejorar esta situacion, ya que de lo contrario, podria no tan sólo perder estas alianzas con Qualcomm y Google, sino que, perdería todas las relaciones construidas con otras fabricantes, obligando a la firma a rehacerse.

Mientras que Google y Qualcomm pueden prescindir de las relaciones con ZTE, otros pequeños vendedores y tiendas especializadas podrían tener que cambiar su formato por completo, ya que estas sanciones tienen una duración total de 7 años, en los cuales esta compañía podría desmantelarse por completo.

Vía | Reuters

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.

Sobre El Autor

Estudiante de ingeniería de sistemas. Soy un apasionado por los videojuegos, los smartphones y la tecnología en general. Además me dedico a llevar campañas de marketing Facebook Ads y Google Adwords y aplicar técnicas SEO a las webs de algunas compañías.

Dejanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: