Hacía ya mucho tiempo que no se renovaba el procesador de los relojes inteligentes, ya que como hemos comentado en más de una ocasión es un mercado algo abandonado por lo fabricantes, aunque algunos de estos se animaron a lanzar sus dispositivos de muñeca incluso antes de comenzar la IFA de Berlín. Claro que también debemos de tener en cuenta que se aproxima la mayor actualización de la historia para el sistema operativo de Google para wearables.

Novedades respecto a la generación anterior

Snapdragon-Wear-3100

El nuevo procesador para dispositivos de muñeca de la compañía de procesadores americana, se compone de cuatro núcleos Cortex – A7 construido con una arquitectura de 28 nanómetros y 32 bits, que junto a éstos integra la GPU Adreno 304 con un módem LTE de categoría 5, lo que nos permite una transmisión bastante rápida hablando de un wearable en cuánto a consultas en internet… Y la posibilidad de soportar la conectividad 4G para introducir unaqualcomm-snapdragon-3100-wear-1 tarjeta microsim ya soportada por su predecesor el Qualcomm Snapdragon 2100. La nueva arquitectura denominada “Big-Small-Tiny” algo así como “Grande – Pequeño diminuto” se centra en la mejora de la autonomía ya que es más eficiente y ahora explicaremos la nueva arquitectura:

  • Grande porque son 4 núcleos Córtex-A7 los que integra el procesador.
  • Pequeño porque integra un DSP, el cuál es un procesador el cuál se encarga de le eficiencia.
  • Diminuto porque todo el co-procesador tiene unas medidas de 5,2 x 4 milímetros, éste se encarga de controlar el modo reposo…

Ligado a Nuevas funciones con Wear OS

wear-os

Google ha enseñado que en próximas actualizaciones, nuestros dispositivos de muñeca los cuáles lleven Wear OS como sistema operativo podrán gestionar todos los sensores relacionados con la actividad física gracias a la IA o Inteligencia Artificial. Y no se han quedado ahí sino que podrían darse periodos muy continuados de tener estos sensores activos en pruebas con relojes con baterías de 450mAh. Y también aseguran que se podrían mantener activos sin necesidad de cargarse durante un mes, eso sí solo mostrando la hora y en este caso no indican con qué nivel de brillo ni ajustes ya que algunas funciones que ya integra el sistema operativo de la gran G para wearables repercuten mucho en la autonomía como por ejemplo el giro de muñeca o la pantalla siempre activa de tal modo que además que también dependemos de los procesos en segundo plano y la cantidad de aplicaciones que tengamos instaladas en nuestro dispositivo.

fuente: Andro4all

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.

Sobre El Autor

Estudiante y apasionado del mundo de la tecnología

Dejanos un comentario