Algo que hemos notado últimamente desde la salida al mercado de la línea Galaxy S8, trayendo consigo el aumento considerable de sus pantallas junto a la reducción de marcos que lo hace posible, es que la línea entre las familias de smartphones Galaxy S y Galaxy Note de Samsung cada vez está más difusa, siendo ahora incluso muy similares en diseño, llegando al punto de parecer irreconocible si colocamos uno al lado del otro y vemos su parte frontal.

Al parecer de lo anterior se ha dado cuenta Jay Lee, el vicepresidente de Samsung, y es que según el medio coreano The Bell, ya no le ve sentido a que con tantas similitudes estén separadas como modelos distintos, y está buscando unir las dos familias de smartphones más grandes del fabricante en una sola.

galaxy-note-9-stylus-s-pen

Motivos de la decisión

Lo anterior seria además una estrategia de mercado lógica y necesaria de parte de Samsung por distintas razones, una de estas sería la competencia proveniente desde China, que le está tomando un gran pedazo del pastel del mercado al fabricante coreano especialmente en gamas de entrada y media, llegando hasta la gama media premium, siendo esta última una gama que comparte muchas semejanzas con la gama alta actual pero a un precio más reducido, empujando a usuarios de terminales de gamas altas hacia estas debido a una no tan grande diferencia en experiencia de usuario como si lo es la diferencia de precio entre ambas.

Otra razón seria precisamente la similitud a la que han llegado las familias Galaxy S y Galaxy Note últimamente, y es tan notorio que el año pasado el público que solía actualizar su terminal de la gama S a la gama Note el mismo año dejó de hacerlo al no encontrar alguna ventaja significativa que los hiciera pasar de un terminal a otro, más aun teniendo en cuenta el precio de salida del a gama Note.

Galaxy S9+

Galaxy S9+

Lo anterior podría afectarle a Samsung incluso este año, pues ya se sabe que el Galaxy Note 9 será muy similar al Galaxy S9+, haciendo que desde Samsung, según reportes, esperen unas ventas más o menos similares a la anterior generación, el Samsung Galaxy 8, no un aumento significativo en estas.

Esto estaría en sintonía con reportes y filtraciones que nos han hablado de que para 2019 veríamos no ya dos variantes del futuro Samsung Galaxy S10, sino 3 variantes, donde la tercera tendría una pantalla más grande, pero en los 3 casos el Galaxy S10 adoptaría el icónico stylus S-Pen de la familia Galaxy Note para sí mismo.

Habrá que ver si Samsung acaba dando este paso, aunque todo apunta a que van en esa dirección como una de sus prioridades para recuperar terreno perdido contra fabricantes chinos que ofrecen grandes opciones en relación calidad-precio, incluso en la gama alta.

Fuente

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.

Sobre El Autor

Fanático de la tecnología móvil, me gusta estar siempre al día sobre los últimos lanzamientos y novedades desde China u Occidente. Twitter: @jean_ERdC

Dejanos un comentario