Australia y su gobierno han bloqueado el permiso a Huawei de repartir equipamiento e infraestructura para implementar su red 5G, citando que existen riesgos de que la gigante china tenga comunicación directa con la inteligencia de dicho país y permita hackear a usuarios australianos, mientras que el gobierno chino negó por completo su interés en el país, citando que esto sólo era una excusa para molestar el mercado de la firma asiática.

El movimiento fue realizado luego de que algunas agencias de seguridad alertaran este movimiento por parte de Huawei, quienes han sido uno de los catalizadores de comercio más grandes entre estos dos estados, pero a su vez se han visto en aprietos últimamente debido a la política australiana.

Esto ha hecho que Australia se ponga directamente en el mismo bando que Estados Unidos, quienes anteriormente habían restringido parte del comercio de Huawei y bloqueado las relaciones comerciales con ZTE, cerrándole el paso a dos de las firmas chinas más grandes en lo que a tecnología se refiere.

El gobierno australiano declaró a través de una carta enviada por correo que las regulaciones aplicadas a la seguridad nacional en telecomunaciones ahora serán extendidas también a los distribuidores de equipamiento, por lo que las firmas “sujetas a direcciones extrajudiciales de un gobierno extranjero” podrían dejar a la red de la nación vulnerable al acceso no autorizado o la interferencia de la misma, presentando un riesgo a la seguridad.

A pesar de no haber nombrado a Huawei, uno de los oficiales del gobierno declaró que la orden apuntaba directamente a las intenciones de Huawei en involucrarse directamente en la red australiana. Por otro lado, las agencias de Huawei que han negado por completo su colaboración con el gobierno chino, declararon en Twitter que esta acción era una “pésima medida en contra de los consumidores”.

Por otro lado, el ministerio a cargo del caso en China mostró preocupación por la medida tomada en Australia, alegando que no era necesario crear este tipo de excusas para no invitar a las firmas chinas a participar activamente en la isla, destacando que este entorno de competitividad era bastante injusto para las marcas chinas que intentan operar fuera de Asia. Por otro lado, el ministerio de comercio chino declaró que esta decisión era bastante equivocada y podría tener una repercusión negativa tanto en empresas chinas como australianas.

Anteriormente, Australia ya había realizado un bloqueo contra Huawei en su intento de proveer fibra óptica al país desde su red principal, bloqueando cualquier intento de desplegar cables submarinos por el pacífico.

Vía | Reuters

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.

Sobre El Autor

Estudiante de ingeniería de sistemas. Soy un apasionado por los videojuegos, los smartphones y la tecnología en general. Además me dedico a llevar campañas de marketing Facebook Ads y Google Adwords y aplicar técnicas SEO a las webs de algunas compañías.

Dejanos un comentario