Durante el año 2014 vimos como Samsung lanzaba al mercado el Samsung Galaxy Edge, un terminal conceptual que sería el primero en incluir un panel con bordes curvados. A día de hoy las pantallas con este tipo de acabados podría decirse que son un estándar en la gama alta de todos los fabricantes, y ahora Samsung quiere hacerlas llegar a su gama media, todo en pos de su estrategia de mejorar su gama media actual para competir de mejor manera contra toda la artillería que llega desde China al mercado Android.

De acuerdo a una patente presentada hace un año y que ha sido concedida durante la última semana, Samsung se encuentra desarrollando una nueva tecnología de pantallas LCD que básicamente reemplazaría la cubierta de cristal con una solución en materiales plásticos. Lo anterior significaría que durante el proceso de producción de los paneles, su forma podría ser modificada fácilmente sin que se fracturen, además de que reduciría la fragilidad de los mismos, haciéndolos más resistentes y difíciles de romper por accidentes en el uso diario.

Probablemente una variante de esta tecnología sería utilizada en terminales de gamas más económicas de Samsung, haciendo llegar las pantallas de bordes curvados a sus dispositivos de gama media, y podría resultar incluso en la reducción de costes para la fabricación de terminales plegables más económicos.

Samsung-Curved-Liquid-Crystal-Display-patent-1 tSxWhqsI5VyKryxnC4iJknAkX4rg1mEz7uAm3P0K3kuVt_eIQjBHMqvAr3IfOlb-xTTVJXVFuHtgLTZ0rGnXU6cRNR6fUt8NVqldeSUIV1mqAg94mOjmjhe7emG9M_-3dtutqocivhwTe2mnR6IyeeOHeqnOgUz9-M_B6JjMPXHuZtTacLosBp8vTrPeJ8qV

Por ahora, Samsung se concentra con esta tecnología en aplicarla a pantallas donde las curvas sean establecidas por ellos mismos sin la posibilidad de ser dobladas o plegadas por el usuario, como las pantallas que solemos ver en los terminales recientes de la gama Galaxy S o en el original Galaxy Edge.

Es curioso el saber que Samsung se encuentra trabajando en este tipo de tecnología para la inclusión de paneles LCD con bordes curvados, mientras que todas las filtraciones sobre el futuro Galaxy S10 Lite apuntan a que incluirá una pantalla con tecnología LCD IPS pero completamente plana. Lo anterior nos indicaría que Samsung aún se encuentra afinando detalles en la misma antes de poder pasar a la etapa de producción en más para distribución en el mercado de consumo.

La intención de Samsung de incluir esta tecnología en sus gamas medias viene como parte de su estrategia de hacer a sus terminales de gama media mucho más atractivos para el público, incluyendo características que suelen colocar en dispositivos que están varios pasos por delante tanto en especificaciones como en precio.

Fuente

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.

Dejanos un comentario