Las venas de nuestro dedo serian el futuro de la seguridad biométrica
5 (100%) 1 voto

La autenticación biométrica ha sido de uso práctico y comercial durante años. Más comúnmente la solemos ver en forma de escaneo basado en huellas dactilares o de rasgos faciales. Ahora, se ha descubierto un nuevo método que implica mapear las venas de los dedos utilizando luz y sonido. Lo interesante es que esta tecnología de seguridad biométrica podría llegar a nuestros teléfonos.

Nuevo sistema biométrico que lee las venas de nuestros dedos

Este método de autenticación apunta a ser extremadamente seguro. Sobre esto, el líder del equipo de investigación de la Universidad de Buffalo, Jun Xia, dijo lo siguiente:

“El método de autenticación biométrica de venas de dedos 3D que desarrollamos permite niveles de especificidad y anti-spoofing que antes no eran posibles. Dado que no hay dos personas que tengan exactamente el mismo patrón de venas en 3D, simular la autenticación biométrica de una vena requeriría crear una réplica exacta en 3D de las venas de los dedos de una persona, lo que básicamente no es posible”.

En otras palabras, parece ser prácticamente imposible que un hacker falsifique las venas de una persona y pueda saltarse de alguna manera este nuevo método de seguridad biométrica.

Este desarrollo también implica un nuevo mundo de posibles aplicaciones en varios productos de consumo. Entre estos se incluyen los teléfonos, que prácticamente han superado los límites con nuevas técnicas de autenticación biométrica en las últimas generaciones. Si bien el sistema está actualmente en desarrollo, con el paso de algunos años una versión miniaturizada podría ser una posibilidad. Incluso podrían llegar a integrarse en pantalla, como los lectores de huella dactilar modernos.

Una detección en 3D que sería infranqueable

El sistema utiliza una tomografía fotoacústica, una técnica de imagen que combina luz y sonido. La luz de un láser se usa primero para iluminar el dedo, y cuando golpea las venas, se crea un sonido que luego es detectado por un detector de ultrasonido que usa la información para reconstruir una imagen 3D de las venas.

Básicamente, la técnica detecta características invisibles en 3D. Se puede utilizar para ofrecer una mayor seguridad para ofrecer protección sobre datos personales y otros documentos confidenciales. Las técnicas de autenticación biométrica basadas en las venas de los dedos no son exactamente nuevas, pero generalmente se basan en imágenes en 2D. Las nuevas técnicas agregan otra capa de profundidad con imágenes en 3D que aumenta significativamente la seguridad, lo que hace que sea mucho más difícil de falsificar y hace menos probable la posibilidad de un falso positivo.

Entonces, si se lanza un teléfono con esta función, su autenticación de seguridad sería una de las mejores entre la generación actual de teléfonos, sino la mejor.

Fuente



Publicaciones similares a la que acabas de leer

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.  

Dejanos un comentario