Apple está en contra de adoptar un estándar único de carga
5 (100%) 1 voto

A principios de este mes, la Unión Europea anunció que deseaba crear una nueva ley que pudiera obligar a los fabricantes de smartphones a adoptar un único estándar común de carga para todos los dispositivos móviles. Esto haría que todos los dispositivos móviles comenzaran a incorporar el puerto USB tipo C como el estándar de carga único. La UE cree que si esto se logra, podrá beneficiará a los consumidores y al medio ambiente. Sin embargo, Apple ha tomado una postura en contra de esta posible medida.

Los argumentos de Apple en contra de la intención de la UE

Según el gigante con sede en Cupertino, la medida para estandarizar los cargadores de teléfonos inteligentes sería algo que “obstaculizará la innovación en la industria“. La compañía también señala que podría “forzar el conformismoen los usuarios, y también “crearía una gran cantidad de desechos electrónicos. Por lo anteriormente expuesto, señalan que terminaría por dañar a los consumidores. Cabe destacar que este movimiento de Apple se hace claramente para proteger sus propios intereses, ya que la compañía sufrirá la mayor cantidad de pérdidas si se aprueba la ley.

El motivo principal detrás de su posición: los ingresos de licenciar el puerto Lightning

Una gran parte de los ingresos de Apple se genera a partir de los accesorios que la compañía vende a través de diversos medios en línea y en tiendas físicas. Estos accesorios, especialmente los cargadores, llegan con el puerto patentado Lightning, lo que significa que es una interfaz que pertenece a Apple. Esto significa que la compañía puede incluso cobrar a terceros fabricantes por otorgar una licencia que les permita hacer accesorios para de productos Apple.

Uno de los principales argumentos de Apple está siendo el “conformismo forzado” que podría afectar la innovación de la industria. El gigante tecnológico también afirmó que la medida podría terminar por incluso dañar la economía europea. Un estudio que mostró la compañía en su defensa señala que la ley les costaría a los consumidores 1.500 millones de euros, en comparación con solo 13 millones de euros en forma de beneficios ambientales.

El estudio también afirma que casi el 49% de los hogares de la UE utiliza diferentes tipos de cargadores, de los cuales solo el 0.4% enfrenta problemas importantes. Apple declaró que la ley es obsoleta, ya que la industria ya está cambiando hacia puertos USB tipo C a través de cargadores o conectores de cable. Por ejemplo, el iPhone 11 Pro usa una interfaz USB C, pero aún requiere un adaptador de cable Lightning.

Habrá que esperar para ver en que resulta la resolución final de la Unión Europea sobre este asunto. Si logra ser aprobada, terminará siendo un duro revés económico para el gigante de Cupertino. Estaremos al tanto de las novedades que surjan al respecto.

Fuente



Publicaciones similares a la que acabas de leer

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.  

Dejanos un comentario