Valora esta noticia

Microsoft tiene grandes planes para el futuro de Xbox, y así lo ha revelado Sarah Bond, la presidenta de la división de juegos de la compañía, en un reciente episodio del podcast oficial de Xbox.

Bond ha confirmado que están trabajando en una consola de próxima generación que ofrecerá el mayor salto técnico jamás visto en una generación de hardware, y que también están explorando nuevas formas de optimizar Windows para dispositivos portátiles, lo que podría abrir la puerta a un posible Xbox portátil.

Un salto técnico sin precedentes en la Xbox

Según Bond, Xbox tiene una hoja de ruta de varios años que incluye una consola de próxima generación que saldrá al mercado en algún momento en los próximos años. Aunque no dio detalles específicos sobre las características o el diseño de esta consola, sí adelantó que será una plataforma muy clara y potente para los desarrolladores y los jugadores, que podrán disfrutar de experiencias inmersivas y novedosas.

“Y en lo que nos centramos es en ofrecer el mayor salto técnico que jamás hayas visto en una generación de hardware, lo que lo hace mejor para los jugadores y mejor para los creadores y las visiones que están construyendo”, dijo Bond en el podcast.

web-block

Algunos rumores apuntan a que esta consola podría incorporar tecnología de inteligencia artificial integrada a un procesador NPU, que permitiría mejorar el rendimiento, la calidad gráfica, la personalización y la accesibilidad de los juegos. También se especula con que podría haber dos modelos de esta consola, uno más potente y otro más económico, siguiendo la estrategia actual de Xbox Series X y Xbox Series S.

Un Windows optimizado para portátiles

Por otro lado, Bond también habló de los planes de Microsoft para mejorar Windows para dispositivos portátiles, lo que podría tener implicaciones para el futuro de Xbox. Microsoft está trabajando en hacer que Windows sea más adaptable y flexible para diferentes tipos de dispositivos, desde tablets hasta laptops, pasando por dispositivos de streaming o incluso consolas portátiles.

“Estamos trabajando en hacer que Windows sea más eficiente, más rápido, más ligero, más fácil de usar en diferentes tipos de dispositivos. Y eso también se aplica a los dispositivos de juego. Creemos que hay una oportunidad para llevar el juego a más lugares, a más pantallas, a más contextos”.

Esto podría significar que Microsoft está pensando en lanzar un dispositivo portátil que pueda ejecutar juegos de Xbox, ya sea mediante la nube o de forma nativa. Algo así como un Steam Deck de Valve, pero con el ecosistema de Xbox. De hecho, algunos documentos filtrados el año pasado revelaron que Xbox estaba explorando conceptos para algunos dispositivos diferentes, entre ellos un controlador de una mano y un dispositivo portátil.

Sin duda la compañía está en pleno desarrollo de algo gigantesco, y creemos que podría cambiar la industria de los videojuegos tal cual la conocemos.


web-block