Valora esta noticia

Luego de decenas de filtraciones finalmente tenemos de forma oficial al Galaxy A55, un dispositivo que viene para sustituir al exitoso A54. Como quizás ya sospechábamos este Smartphone vendría con ciertos cambios mínimos si se compara a su predecesor, realmente son pequeños los detalles que cambian de una generación a otra.

Recordemos que el gigante coreano es una marca muy conservadora en muchos aspectos, y en cierta forma esto es bueno porque su fórmula logra convencernos. Ahora, no sabemos si para el año que viene seguiremos viendo este diseño elegante y minimalista en los móviles Galaxy, pero de seguro que a partir de ahora surgirán algunos elementos referentes a las propuestas para el 2025.

Ya teniendo un enfoque claro de este gama media, es hora de que hablemos un poco de aquellos aspectos diferenciales que de seguro los verdaderos fans les va a encantar.

Galaxy A55, un dispositivo conservador pero imponente

Este Galaxy A55 a pesar de que no obtiene grandes cambios a nivel de aspecto, la firma ha logrado refinarlo y esto se nota en sus laterales que ahora son de aluminio. La intención de Samsung en este caso es brindar sensaciones Premium en su gama media, y claro que era una exigencia por parte de los usuarios desde hace mucho. Por otro lado, la protuberancia para los botones de volumen y power que se estreno en el A25 lo han tomado como un sello de identidad en la familia “A”.

web-block

Parte de los cambios sustentables es el tamaño de la pantalla que de tener 6,4 pulgadas pasa ahora a las 6,6 pulgadas, por supuesto con tecnología Super AMOLED, 120Hz de frecuencia y 1.000 nits de brillo. Nos hubiese encantado ver menos biseles en la parte frontal, pero esto es algo que solo veremos en la gama alta de momento. Un dato relevante es el sensor de pantalla que sigue estando debajo de la pantalla, y se espera que sea más eficiente.

Como se había mencionado anteriormente aquí nos encontramos con un chip de casa, el Exynos 1480. Este componente es un octa core repartidos en 4 núcleos a 2,75Ghz y otros cuatro a 2Ghz. Se estima que veamos un mejor rendimiento, pero sobre todo una gestión adecuada de temperatura; para los portadores de un Galaxy A54 sabemos el porque lo decimos. Algo que nos encanta es que ya no veremos configuraciones con 6GB de memoria RAM, solo de 8GB con almacenamiento de 128 y 256GB.

Sensores fotográficos a lo seguro

Uno de las cosas que nos encantaba de su anterior generación era el aspecto fotográfico, y precisamente en el Galaxy A55 no veremos grandes cambios y eso está excelente. En la parte trasera veremos sensores triples con 50 megapíxeles con estabilización mecánica para el principal, 12MPX para el Gran Angular y 5MPX para el Macro. En el pequeño agujero en la pantalla reposa un sensor para autorretratos de 32 megapíxeles.

En cuanto a la autonomía este dispositivo sigue con los 5.000mAh en su interior con los míticos 25W de carga rápida, una gran decepción para este último dato, pero era algo que esperábamos sinceramente.

Disponibilidad

El Galaxy A55 se podrá reservar desde hoy mismo en su página web oficial, y no será hasta el 8 de abril que estará a la venta formalmente. Por otro lado, la firma no ha proporcionado información sobre su precio, estaremos actualizando este artículo cuando tengamos este dato.


web-block