El Google Pixel 6 estrenaría el primer chipset de Google
5 (100%) 2 votos

En abril del 2020, surgieron los primeros reportes sobre las intenciones de Google de desarrollar su propio chipset móvil. De esta manera, el gigante de Mountain View se uniría a una corta y privilegiada lista de empresas que fabrican sus propias plataformas de hardware (Apple, Samsung y Huawei). Parece que el SoC se hará oficial este año, y lo estrenaría el futuro Google Pixel 6.

La fuente de la filtración es el medio especializado 9to5Google. Según lo que revelan en su reporte, el primer chipset desarrollado por Google debutará este año, y solo será el primero de muchos SoC personalizados destinados a futuros dispositivos de Google. Estos se integrarán en productos como los Google Pixel 6 y Chromebooks.

El primer chipset de Google se estrenaría en el Pixel 6

El primer chipset de Google es conocido internamente como bajo modelo “Whitechapel”. De momento, no se sabe cuál será el nombre final por el cual será conocida esta plataforma de hardware. Internamente, Google identifica a este chip bajo el nombre en código “GS101”, en donde la “GS” puede ser la abreviatura de “Google Silicon”.

Lo fabricaría Samsung

Según se informa, el desarrollo de “Whitechapel” se produce en coordinación con la división de integración de sistemas a gran escala (SLSI) de Samsung Semiconductor. Eso significa que el chip de Google puede compartir similitudes con Exynos de Samsung, incluidos los componentes de software.

Anteriormente, la compañía había dado pistas de que algo así se llevaría a cabo. Más concretamente, Sundar Pichai (director ejecutivo de Google) había mencionado que la compañía haría “algunas inversiones más profundas en hardware“. Whitechapel podría ser el primer gran resultado de este nuevo enfoque en hardware propio.

Posibles primeras características filtradas

Según reportes anteriores, el primer chipset de haría uso de la más reciente arquitectura Cortex-A78 de ARM. Más concretamente, su CPU contaría con 2x núcleos Cortex A78, 2x núcleos Cortex A76 y 4x núcleos Cortex A55. Contaría con una GPU ARM Mali y se fabricaría en el proceso 5nm de Samsung. Podría tratarse de un chipset de gama media premium que compita con el Exynos 1080 y con el Qualcomm Snapdragon 780G.

Para culminar, el principal beneficio de un chipset propio personalizado estará en un mayor control de la integración del hardware con el software. Google ya no dependería de Qualcomm para el soporte del hardware, por lo que podrá ofrecer un soporte de actualizaciones Android aún mayor. De hecho, el soporte podría pasar de 3 años a 5 años, poniéndose al nivel de Apple en este apartado.



¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.  

Dejanos un comentario