Valora esta noticia

El fabricante Meizu comenzó el año de forma muy animada presentando oficialmente un móvil con un diseño y acabados basados en el concepto de no tener ni puertos ni botones físicos, dándole un aspecto bastante particular aunque novedoso de cierta manera. Como era de esperar, el anuncio logró llamar la atención de muchos entre el público y prensa. Para el desarrollo de este dispositivo el fabricante inició una campaña de crowdfunding (financiamiento comunitario) mediante la plataforma Indiegogo, sin embargo los resultados no terminaron siendo los esperados.

meizu-zero-768x338

El Meizu Zero con todo y su exclusividad e innovación solo ha logrado llegar a un 45% del total de lo que se buscaba, sin tiempo para poder llegar a más interesados ya que la campaña se ha cerrado por cumplir el tiempo límite. Por cada interesado en recibir este futuro terminal se solicitaban 1.299 dólares, mientras que también estaba disponible una versión especial denominada “Exclusive Pioneering Unit” por un precio de 2.999 dólares.

Para poder lograr la meta final el fabricante solo solicitaba la inversión de 100 interesados para cruzar la barrera de los 100.000 dólares, sin embargo solo han sido capaces de llamar la atención de 29 inversores, obteniendo únicamente la cantidad de 45.998 dólares.

Meizu-Zero

No podemos tener seguridad del motivo exacto por el cual este proyecto ha acabado fracasando entre el público, sin embargo sí podemos imaginar que el alto coste de financiamiento por interesado ha sido uno de los factores principales que han condenado al Meizu Zero. Lo anterior se combina con el factor de que un móvil sin puertos ni botones luce interesante y atractivo, pero si lo piensas mejor… ¿De verdad se necesita algo así? Al final por el asunto de los acabados y la estética no obtienes más funcionalidades, sino todo lo contrario, ya que si por el momento a muchos aun nos cuesta despegarnos del jack de audio, en este móvil habría que olvidarnos incluso de cualquier puerto de carga y transmisión de datos mediante cable.

Otro aspecto que habría generado dudas entre los usuarios estaría en la funcionalidad del terminal, al no contar con botones físicos de encendido o de volumen (estos serían táctiles únicamente) habría menos opciones de recuperación en caso de cualquier problema de funcionamiento de software, quedando en las manos simplemente con un “ladrillo” en estos casos. Igualmente tendríamos el factor de que si bien Meizu es una marca  respetada en China, no parece serlo lo suficiente como para que  la gente acepte pagar 1.299 dólares por un móvil de su firma.

Fuente



Publicaciones similares a la que acabas de leer

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.  

Dejanos un comentario