Estados Unidos y China firman primera fase de acuerdo comercial; China abrirá sus mercados
5 (100%) 1 voto

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado la primera fase de un nuevo acuerdo comercial con China. Esto viene después de dos años de tensión entre las dos superpotencias que han perturbado las economías de todo el mundo, con una dura guerra comercial que veía nuevas medidas cada cierto tiempo.

Trump y el principal negociador comercial de China, Liu He, firmaron el acuerdo en una conferencia de prensa concurrida, a la que asistieron Ivanka Trump, gran parte del gabinete de Trump, Henry Kissinger y líderes de medios y negocios, incluidos Stephen Schwarzman, el presidente de Blackstone y Ajay Banga, el presidente de Mastercard. La firma se produjo horas después de que los demócratas nombraron al equipo que procesará a Trump en un juicio político que comienza a principios de la próxima semana.

Durante el evento, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, declaró: “Hoy, estamos dando un paso trascendental hacia un futuro de comercio justo y recíproco. Juntos estamos corrigiendo el error del pasado…por fin, los estadounidenses tienen un gobierno que los coloca primero en la mesa de negociaciones”. También afirmó que el acuerdo fue el más grande que alguien haya visto entre dos naciones.

Consecuencias del acuerdo comercial

La primera fase del acuerdo abrirá aún más el mercado chino a las empresas estadounidenses. A su vez, verá a las empresas chinas comprar bienes y servicios estadounidenses por un valor aproximado de 200 mil millones de dólares. Sin embargo, también dejará en vigencia gran parte de los aranceles por un valor de 360 mil millones de dólares que los Estados Unidos ya han impuesto a los productos chinos. También queda vigente la amenaza de un castigo adicional si China no cumple con los términos del acuerdo.

Trump hizo campaña para abordar lo que él vio como las prácticas comerciales injustas de China. Se acusaba al país de “perpetuar “el mayor robo en la historia del mundo”.

La disputa comercial ha llegado a perjudicar a la agricultura, la manufactura y otros sectores de la economía estadounidense. Además, la incertidumbre que ha generado ha preocupado a los líderes empresariales. Sin embargo, su impacto general en la economía no parece haber sido tan grave como algunos predijeron.

El acuerdo comercial, si se mantiene, podría ser un gran impulso político para Trump en un año electoral cuando puede argumentar que su postura dura con China ha valido la pena. Los mercados bursátiles estadounidenses alcanzaron nuevos máximos históricos antes de la firma.

Fuente

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.  

Sobre El Autor

Fanático de la tecnología móvil, me gusta estar siempre al día sobre los últimos lanzamientos y novedades desde China u Occidente. Twitter: @jean_ERdC

Dejanos un comentario