Valora esta noticia

Recientemente pudimos ver el lanzamiento de los nuevos miembros de la familia Galaxy S de Samsung: los Samsung Galaxy S10. De entre los miembros de esta familia, los mayores ofrecen un lector de huella dactilar integrado directamente en sus pantallas, y funcionan por medio de tecnología ultrasónica, lo cual sobre el papel promete el ser más rápido y eficiente que los que utilizan tecnología óptica, sin embargo traen consigo una desventaja. Estos sensores ultrasónicos no suelen trabajar demasiado bien cuando existe una tercera capa entre la pantalla y tu dedo, como podría serlo una lámina protectora de pantalla o cristal templado, por lo que la protección de la pantalla de estos caros terminales acaba por ser todo un “desafío”.

s10-screen-protector

Sin embargo, Samsung avisa a los usuarios que adquieran sus nuevos terminales Galaxy S10 que no tendrán que preocuparse por esto, al menos de inicio, ya que los mismos llegarán con una lámina protectora de pantalla pre-aplicada de fábrica. Samsung ha optado por esta medida debido a la dificultad de conseguir un protector de pantalla para sus dispositivos que no termine afectando el funcionamiento del lector de huella integrado en pantalla, y en consecuencia termine siendo un escollo en la experiencia general de uso del dispositivo.

s10-screen-protector-3

Este protector de pantalla ha sido fabricado por Samsung y al parecer posee unos requerimientos específicos que permiten el correcto funcionamiento del lector de huella en pantalla. Esto en cambio trae una desventaja, y es que el coste del protector será de 29.99 dólares para reemplazarlo, mucho más caro que lo que cuesta un protector de pantalla normal. En caso de dañarse este protector el usuario deberá desembolsar la mencionada cantidad ya que el mismo no viene protegido por la garantía del fabricante (al contrario que el puerto USB-C, el adaptador de carga y los audífonos in-ear AKG incluidos, los cuales permanecen garantizados durante 1 año).

Samsung afirma que además de permitir el funcionamiento del lector de huella integrado en pantalla sin ningún problema, el protector pre-aplicado en las pantallas de los Galaxy S10 ofrecen un ajuste perfecto incluso hacia las curvas del panel en los laterales, siendo la primera vez que un dispositivo de Samsung recibe este tratamiento “especial” en cuanto a protección de su pantalla. Sin embargo habrá que ver otros aspectos como la sensación del protector al toque con el dedo (uno de los motivos por los cuales muchos prefieren un vidrio templado en vez de lámina protectora) y la resistencia del mismo.

Fuente



Publicaciones similares a la que acabas de leer

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.  

Dejanos un comentario