IBM patenta smartwatch convertible en teléfono o tablet
5 (100%) 2 votos

Los dispositivos plegables están en su fase inicial, por lo que actualmente están lejos de conquistar el mundo. Por lo anterior, con lo que hemos visto en cuanto a dispositivos reales, apenas hemos arañado la superficie cuando se trata de diseños. La semana pasada, vimos una patente de Google para un teléfono con varias pantallas en forma de “paginas” de un libro. Hoy, es el turno de IBM de mostrarnos otro dispositivo inusual. La empresa ha patentado un reloj inteligente que se puede desplegar en forma de un teléfono o una tableta.

Según el medio LetsGoDigital, quien descubrió la patente titulada “Tamaño de pantalla variable para un dispositivo de pantalla electrónica”, IBM presentó la solicitud en 2016 pero no fue aprobada sino hasta el pasado mes de junio. La patente dice que el dispositivo electrónico está diseñado para funcionar en una o más configuraciones de pantalla, y con diferentes tamaños de pantalla.

En el modo predeterminado, es un reloj inteligente con un cuerpo significativamente grueso. En esta forma el reloj alberga pantallas secundarias apiladas en varias capas detrás de la pantalla principal. Estas pantallas secundarias pueden extenderse desde la carcasa y ubicarse junto a la pantalla principal.

La patente dice que cada pantalla mide 3 “x 2”. Cuando se cambia a la segunda configuración, el tamaño de la pantalla se convierte en 6 “x 4“, lo que significa que se agregan tres pantallas más en la segunda configuración. Una tercera configuración lleva la dimensión a 12 “x 8”, que es realmente grande para una tableta. Sin embargo, según las imágenes de patente que se muestran arriba, la tercera configuración será en realidad 6 “x 8”, ya que solo el ancho parece haberse duplicado.

El medio LetsGoDigital ha realizado renders en 3D del dispositivo que proporcionan una idea de lo que puede parecer un producto final. Aunque estamos bastante seguros de que el dispositivo nunca verá la luz tal como está planteado directamente en la patente. Decimos esto ya que no hay forma de que la correa pueda soportar el peso de todas las pantallas extendidas. Definitivamente, tendría que acostarse cuando sea necesario como teléfono o tableta.

Relacionado directamente con lo anterior, también tiene en contra el factor de usabilidad y comodidad. El dispositivo cuando se coloca a manera de reloj resulta muy grueso y poco estético, además de que su peso en la muñeca resultaría un asunto molesto de sobrellevar todo el día. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, la patente es del 2016. Habrá que esperar par ver si IBM continuó trabajando en un diseño similar y lo ha mejorado, o si al final solo se quedó en intenciones.

Fuente

¿Te ha parecido interesante esta noticia? Puedes dejarnos un comentario con tu opinión, te lo agradeceremos.  

Sobre El Autor

Fanático de la tecnología móvil, me gusta estar siempre al día sobre los últimos lanzamientos y novedades desde China u Occidente. Twitter: @jean_ERdC

Dejanos un comentario